El Gobierno no obtuvo ayer aval en Diputados para su proyecto de ley para cofinanciar el Programa de Combate y Erradicación de Lobesia botrana.

El revés lo obligó a reformularlo y hoy lo llevará nuevamente a los legisladores, con el respaldo de productores y bodegueros agrupados en La Cámara de Comercio de San Rafael, la Asociación de Viñateros, la Unión Vitivinícola, Bodegas de Argentina y Fecovita.

La nueva propuesta eleva el mínimo no imponible para cobrar a los productores -a fin de comprar los insumos de la campaña 2018- de 5 a 10 hectáreas, aunque algunos piden llevarlo a 25 hectáreas, como la Asociación de Productores del Este Mendocino y la Cámara de Agricultura de Tupungato.

Si bien desde las entidades agrícolas y bodegueras mostraron resistencia por los $1.500 por hectárea, en cuatro cuotas,  que deberían pagar para financiar la campaña, coinciden en la necesidad de llevar adelante la lucha contra la polilla que, desde 2010, afecta las vides de la provincia.

Loa Andes