El insólito hecho se registró en las últimas horas de ayer cuando personal policial que patrullaba Ruta 171 (Monte Coman), observó un vehículo estacionado entre unos árboles de algarrobo, en medio de la oscuridad.

Del interior del auto salió un hombre, que dijo ser un sacerdote de la parroquia de Villa Atuel.

En el mismo coche estaba una mujer de 39 años, y según explicó el religioso, identificado como Angelo Pezo Carrillo, le estaba dando asistencia espiritual, ya que tenía problemas familiares.

Ambos fueron trasladados a la Comisaría 64° por infracción al Art. 205 del Código Penal.

Desde la seccional de Monte Comán negaron brindar información sobre este caso particular, afirmando que el caso está bajo instrucción del Dr. Peñazco.

F.B.