En las últimas horas el párraco de Villa Atuel, Fabián Ángel Pezo Carrillo, salió a dar explicaciones luego de conocerse su detención en Comisaría 64° por haber sido encontrado en el interior de un vehículo con una mujer, violando la cuarentena obligatoria.

Todo sucedió cerca de las 22h de este lunes cuando personal de la seccional montecomanina transitaban por Ruta 171 (entre Real del Padre y Monte Comán) y en zona de terrenos incultos, bajo un árbol, advirtieron un vehículo estacionado. Al verificar de quienes se trataba, los uniformados, observaron que un hombre descendió del rodado y afirmó ser el sacerdote de la Iglesia de Villa Atuel. Acto seguido el religioso manifestó que estaba con una mujer que tenía problemas familiares y él estaba brindándole asistencia espiritual.

A pesar de los motivos que adujeron el cura y la mujer (39), la policía los trasladó a la Comisaría 64° por incumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio. La Unidad Fiscal abrió una causa por infracción al art. 205 del Código Penal.

Vease también: http://vinasfm.com/noticias/el-parroco-de-villa-atuel-detenido-por-violar-la-cuarentena-estaba-en-un-auto-con-una-mujer/

En contacto con la prensa, el docente de las materias de Lógica y Filosofía en el ISA y ex titutar de la cátedra de Sociología en el colegio Santo Tomás Moro, dio su versión de los hechos: “me arrepiento por la imprudencia pero no fue algo malintencionado”.

Sobre la relación con la mujer, indicó a la prensa: “conozco a esta mujer, es más siempre la voy a visitar a Monte Comán y su familia me visita en la parroquia en Villa Atuel. Hay una relación de hace muchos años, como 17, porque fue una de las jóvenes de la parroquia cuando estuve en Monte Comán. Estuve 4 años en la parroquia (La Asunción de la Virgen María) y la visito como tantos otros”.

Según el párroco de la iglesia La Inmaculada Concepción, “me pidió que los fuera a ver porque el padre no anda bien, tienen problemas familiares, una cuestión judicial”, indicó.

Como no hay una vinculación directa entre los distritos, el padre Pezo emprendió el viaje desde Villa Atuel a Monte Comán pasando por Real del Padre, donde se encontró con la mujer y desde allí siguieron juntos, cada cual en su vehículo.

Ella había ido a Real del Padre a hacer unos trámites, salimos los dos para Monte Comán y antes de llegar me pidió que nos paráramos a conversar un rato, sin que estuviera el padre, porque después había temas que no iba a poder conversar. Nos detuvimos y nos pusimos a un costado de la ruta. Ella estaba dentro del auto porque tenía frío y yo sentado en un banquito afuera con la sotana arremangada dentro de la campera, es la costumbre porque si no se ensucia con la tierra”, detalló.

Cuando se presentó el móvil de la seccional 64 y los encontró a la par de la ruta 171, y ya era de noche “me acerqué hasta ellos, les toqué la ventanilla y traté de explicarles. Es más ya nos estábamos yendo. Pero bueno, la mujer policía que estaba a cargo pensó que había más gente, además de la mujer, fue hasta el auto y nos dijo que no era hora para estar ahí. Después nos llevaron a la comisaría y nos hizo el proceso. Eso fue todo”, explicó el padre Pezo.

Parroquia en remodelación

Según se supo, la parroquia Inmaculada Concepción de María de Villa Atuel hace  10 años que no está habilitada y fue el cura ahora detenido quien comenzó la reforma edilicia que todavía no culmina. «Ha recibido donaciones de todos lados«, explicaron.

Además, el sacerdote, de apellido Pezo,  es el actual guía religioso y espiritual del colegio privado católico Sotero Simón Arizu, dónde realizaba las misas.

F.B. (F.M. Viñas).