Parte de “Puntos de Vista”, emitido el pasado sábado, fue dedicado a profundizar en la instalación y puesta en marcha de la planta de sangre en polvo, proyecto que se concretó en el Matadero Municipal. El Ing. Juan Vázquez fue el encargado de explicar el funcionamiento de la planta, procesos y beneficios comerciales y ambientales que trae aparejada la implementación de este sistema.

Frase estacada: “Esta la primera etapa de un proceso de industrialización de la sangre que hemos planteado como primer eslabón (producto comercial)”.

En el aire de F.M. Viñas, el asesor municipal en cuanto a lo industrial Juan Vázquez realizó un camino cronológico desde que se pergeñó la idea hasta su reciente concreción: “En Alvear este proyecto se planteó en 2016. Hay que considerar que el proyecto demoró porque necesitaba madurez y que las condiciones se fueran dando mientras habíamos estudios para adaptarlo en el Matadero. Finalmente dimos con la solución técnica y económica para concretarlo”, explicó.

Puntualizó que la sangre en polvo “se usa para los alimentos balanceados, de los que se llaman micronutrientes, que tienen aminoácidos esenciales que no se pueden sintetizar y se deben adquirir, en la alimentación, de otra manera. Inicialmente se planteó para perros pero estamos en otra etapa que es separar la sangre en dos fracciones: la hemoglobina (color rojo) y el plasma (incolora)”.

Se añadirá al proyecto el proceso de ultra alta centrifugación que consiste en la separación de la sangre en 2 fasesHemoglobina y Plasma líquido para el posterior secado. Una vez que se termine con la obtención del producto para comercialización se pasa a la obtención de plasma y hemoglobina.

El plasma tiene un valor comercial mucho más elevado que la hemoglobina, tiene proteínas de mayor calidad y lo que hacemos es cuidar la integridad de esas proteínas para hacer un producto comercialmente demandado y ese plasma, secándolo, podemos venderlo como alimento iniciador para los pequeños animales como los terneros luego del destete”, señaló Vázquez respecto a la segunda etapa que forma parte del proyecto.

La sangre en polvo es un producto de la industria cárnica con un alto contenido proteicose obtiene por la deshidratación de la sangre del animal sacrificado. La harina de sangre puede ser de baja calidad dependiendo el procesamiento por el cual se obtenga, sobre todo la temperatura. Cuando se obtiene por bajas temperaturas contiene alta cantidad de proteína no degradable en el rumeo y buena degradación intestinal. De acuerdo con sus características nutricionales, tiene mayor utilización en monogástricos y en rumiantesSu mayor importancia está representada como un controlador de consumo, en casos de suplementos ofrecidos a voluntad de los cuales se desea un consumo determinado.

Sobre los factores que inciden en la cantidad de producción, subrayó que depende de “la cantidad de animales faenados y otros trabajos. Tenemos que adaptar la faena para obtener la sangre limpia de cualquier contaminante ya que pasó de ser un desperdicio a un producto comercial”.

Además solucionamos en parte la cuestión ambiental dejando de tirar esa sangre que tiene un potencial de contaminación enorme: un litro de sangre que se desperdicia contamina 6.000 litros de agua”, subrayó Juan Vázquez en cuanto a la protección del medio ambiente que genera el proceso. “Si son 400 litros de sangre que se desperdician por día buscamos transformarla en un producto económicamente viable”, indicó.

El especialista añadió: “Es una gran idea porque vamos a generar puestos de trabajo ya que la planta tiene una capacidad de trabajo de 20 a 30 litros de sangre por hora pero que se va a ir agrandando y generando más trabajo. Tuvimos que hacer un trabajo de ingeniería muy importante para ponerlo en funcionamiento, la desventaja es que tenemos mayor costo energético. El Poder Ejecutivo se tiene que poner a elevar una ordenanza para cerrar la tarifaria del producto”.

En el país hay 3 plantas que están haciendo lo que vamos a hacer, el laboratorio del matadero es fundamental porque vamos a formular un producto fundamental para la alimentación de los animales. Debemos asegurar la calidad del alimento que estamos vendiendo

•Fernando Burett (F.M. Viñas).