Este martes se realizó el décimo primer trasplante desde la reactivación del servicio a mediados de 2013. Este procedimiento multidisciplinario, sigue apuntando a mejorar la calidad de vida de los que menos tienen.

 

En este caso fue un joven de 32 años oriundo de General Alvear y que se encontraba en diálisis, con sus riñones muy deteriorados. El riñón es de origen cadavérico ablasionado en la institución. El Paciente es el segundo trasplante de riñón que se realiza.

 

“La Unidad de trasplante sigue en plena actividad tratando de llevarle calidad de vida a nuestros pacientes” explicó el doctor Orlando Huser, encargado del operativo y jefe del Servicio de Nefrología.

 

El galeno resaltó el gran apoyo brindado por las autoridades hospitalarias y ministeriales para llevar a cabo un procedimiento de gran envergadura. “Desde la Dirección, a la cabeza del contador Alonso hasta el Ministerio de Salud, se tomó la decisión política de reactivar un área abandonada por casi 10 años. Esto tiene un valor importantísimo ya que pone a un efector público a competir de igual a igual con los privados”.

 

El paciente se encuentra estable y en condiciones clínicas normales. Seguirá en evaluación quirúrgica por 72 horas.