Días atrás el periodismo daba la noticia de que el Ministerio de Seguridad de la Nación dispuso la ubicación de un helicóptero en la base de Monte Comán para el trabajo del Plan del Manejo del Fuego ante incendios forestales.

En este marco, se trata de uno de los tres medios aéreos con los que cuenta la Provincia, ya que además del helicóptero, en otros puntos de Mendoza se han ubicado un avión observador y otro hidrante con capacidad para transportar 4 mil litros de agua para atender siniestro.

Una de las novedades interesantes es que el helicóptero con base en Monte Comán cuenta con el sistema “bambi bucket”, que permite cargar agua en espejos o cauces de más de un metro de profundidad.

Se trata de cubos especializados que son suspendidos con un cable desde el helicóptero para combatir incendios desde el aire. Cada cubo tiene una válvula de liberación que es controlada por la tripulación para atacar el fuego. Pueden ser recargados desde una fuente de agua, reduciendo los tiempos de operaciones.

En este sentido, se trata de un sistema más versátil y uno de sus mayores beneficios es que permite que el equipo pueda operar en lugares remotos sin la necesidad de volver a una base de funcionamiento permanente, lo que reduce el tiempo de acción.

Además la aeronave sirve para realizar observaciones y el traslado de brigadistas en caso de ser necesario aterrizar en una zona de incendios donde no haya accesos terrestres.

Fuente: Diario San Rafael. / F.B.