Nicolás Freire, el bowense que milita en el club holandés PEC Zwolle, estuvo en General Alvear y participó de una charla que se dio a alumnos de la escuela Alas Argentinas, con el objetivo de transmitirle valores a los niños sobre la educación y el afecto familiar, donde también obsequió pelotas de fútbol para los alumnos.

“Mi papá se dio porque él trabaja mucho en cuanto al fútbol infantil en Bowen, la directora del establecimiento me conoce desde chico, así que se coordinó” dijo Nicolás Freire, quien jugó en Argentinos Juniors y ahora lo hace en Holanda. “Esto es muy gratificante. Trato de contarles la experiencia que vamos viviendo, porque en mi caso mi historia ha sido como la de estos chicos, ir a la escuela, ser un chico normal, y explicarle que todo es posible, siempre que tengamos una meta fija”.

Pero la charla no solo se basó en el aspecto futbolístico, sino que también se hizo hincapié en la importancia de la disciplina, la familia, los valores, “yo estoy donde estoy gracias a mi familia que siempre me apoyó y que estuvo siempre, aunque sea a través de un llamado telefónico, por eso es bueno volver a las raíces, ver de dónde salió cada uno y disfrutar de estos momentos”

La visita estuvo acompañada por el director de Desarrollo Social, Pablo Reyes, quien participó de las charlas, al igual que Omar Freire, padre del futbolista.

A.C