Los hechos vandálicos que sufren los vehículos que circulan por el desvío de camiones, hace tiempo que dejaron de ser noticia. En horas nocturnas, e incluso en el día, el tramo que va desde Ruta 188 hasta Ruta 143 Norte es prácticamente tierra de nadie.

Esta situación se va agudizando con el paso del tiempo, desde fuentes policiales sostienen que “son adolescentes los que están entorpeciendo el paso de los camiones”. Los vándalos, en su mayoría menores de edad, están identificados, sin embargo siguen haciendo de las suyas.

Ante esto el comisario Rafael Videla, indicó que se han tomado algunas medidas respecto al procesamiento de esos individuos y también en la prevención para que ninguna persona resulte lesionada.

Por lo pronto en algunos horarios se permite el paso de la carga pesada por otras vías. La mayoría de los camiones durante la noche pasan por el centro.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que ocurra algún accidente, Videla respondió que “tenemos todo controlado”, ya que a estos vehículos no se les permite circular a altas velocidades por las calles céntricas.

A.C.