Obligado por un fallo judicial, el Gobierno Provincial se sentará a escuchar los reclamos gremiales de docentes y otros sectores del Estado este viernes. Actualización salarial y condiciones de trabajo se analizarán en una negociación que se advierte será muy difícil de solucionar.

Después de todo un año de esperar esta paritaria, el Gobierno se sienta a escuchar al sindicato cediendo a los reclamos que venimos realizando‘, manifestó a F.M. VIÑAS el Delegado del SUTE en Alvear, Javier Viñolo, quien en la misma línea subrayó: ‘Con esta paritaria, que empieza con SUTE, se va a extenderán para el resto de los empleados públicos‘.

Javier Viñolo, Delegado del SUTE en Alvear.

El desafío del gobierno  mendocino es el andamiaje escalafonario y salarial de los trabajadores del Estado, a pesar de que el Poder Ejecutivo ya había expresado que no abriría las paritarias: ‘Veremos qué pasa con la firma del acta paritaria porque en realidad ha hablado con los medios de comunicación pero a nosotros no nos manifestó nada oficial’.

Con varios miembros del sindicato que nuclea a los docentes reunidos en la plaza Departamental, Viñolo expresó: ‘Tenemos la convicción de hacer el reclamo de pedir un incremento salaria y acordar otras cuestiones porque el Presupuesto en Educación está sub ejecutado ya que hay muchos gastos que no se han hecho como la jornada extendida, el transporte escolar, las suplencias, los servicios, fondos fijos y comedores escolares por lo que entendemos que hay un disponible de dinero‘.

‘Los docentes, con todo el esfuerzo, han llevado adelante la educación en este 2020 a pesar de las falencias que no ha resuelto el gobierno’

Como reclamos inmediatos dentro de los ejes salariales se encuentran el 25% de recomposición por inflación de lo perdido en el año, cláusula gatillo y reconocimiento por sostener la conectividad. Entre los pedidos no salariales se encuentran acuerdo con el SUTE antes de cualquier retorno para acordar protocolo y evaluar riesgos y niveles de epidemiología, pago de vestimenta para celadores y cancelación de las deudas que tiene la DGE con trabajadores, finalización del proceso de equiparación de suplentes, regularización de las juntas y de los movimientos estatutarios sobre todo de secundaria, democratización y regularización de OSEP y que las escuelas estén en condiciones y más presupuesto educativo.

Al ser consultado sobre la intención de los profesionales de la educación a las aulas, el Delegado aseveró: ‘Queremos volver a las escuelas pero no en estas condiciones donde faltan cosas y recursos. Queremos que los chicos retornen a las clases presenciales pero sin protocolos que garanticen la bioseguridad no es sensato para nadie’.

•F.B. (Redacción F.M. Viñas).