Autoridades del Partido Justicialista mendocino rechazaron acompañar el proyecto de reforma de la Constitución Provincial, que no se actualiza hace más de 100 años, impulsada por el Gobernador Rodolfo Suárez. Este jueves la oposición no se presentó a la exposición formal de la iniciativa realizada en el auditorio Ángel Bustelo.

 ‘A este peronismo no le importa Mendoza‘, declaró Suárez.

En agosto del año pasado, el Ejecutivo anunció la iniciativa oficial y la acercó a la Casa de las Leyes para darle impulso a los cambios propuestos de la Carta Magna proponía actualizar derechosdisponer la unicameralidadaumentar la representatividad territorialachicar el gasto político, se dejaba afuera la posibilidad de reelección del gobernador y los comicios de medio término. Asimismo, apuntaba al equilibrio fiscal, avanzaba con la autonomía municipal y disponía que los jueces debían jubilarse antes de los 70 años, entre otras propuestas que quedan truncas.

El freno por parte de la oposición fue contundente ya que consideran que ‘no es momento para poner sobre la mesa ningún cambio constitucional y presentaron un proyecto para reformar sólo el artículo 92 de la Constitución en lo que se refiere al presupuesto de la Legislatura.

En diálogo con F.M. Viñas, el Senador Provincial Leonardo Viñolo aseguró que ‘el consenso entre oficialismo y oposición está difícil a pesar que en el proyecto enviado por el Gobernador se plantea una alternativa con ocho puntos de reforma parcial que se ponen en discusión y se abre el debate a incorporar otros puntos por parte de la oposición‘.

En el Ejecutivo son conscientes de que no conseguirán la mayoría especial para aprobar la reforma integral de la ley fundamental de la provincia: ‘Se necesita de los 2/3 del acompañamiento y la posterior puesta en escena en el proceso electoral‘, señaló Viñolo, quien en la misma línea sostuvo que ‘es una lastima que no se busquen los consensos sabiendo que la Constitución Provincial no se modifica desde hace un siglo. No se pueden postergar estos proyectos que forman parte de políticas que buscan verdaderas transformaciones‘.

Uno de los ítems que plantea la modificación busca reducir de 86 legisladores provinciales (48 diputados y 38 senadores) a 48 en total formando parte de un solo cuerpo legislativo con el fin de reducir el gasto público: ‘El sistema bicameral tiene doble lectura en el tratamiento y aprobación de proyectos de ley, lo que conlleva un tiempo que también se reduciría al igual que el gasto‘, argumentó Viñolo.

Ejemplificando el caso de Tucumán que cuenta con una sola Cámara e insume el mismo presupuesto que las dos cámaras mendocinas, Leo consignó: ‘Se debe emplear bien cualquier sistema porque de nada sirve suprimir una cámara si el gasto va a ser el mismo por eso se debe ejecutar correctamente para destinar los recursos que se ahorren en otras áreas como la salud, educación o seguridad‘.

•Fernando Burett (F.M. Viñas).