Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro dialogó con F.M. Viñas luego de los dichos del Partido Justicialista sobre un posible “control de precios, producción, nuevos impuestos y otros puntos que afectarían al sector”.

El dirigente mendocino se refirió a la entrega por parte de la Mesa de Enlace, tanto al presidente Macri como al Dr. Fernández y los demás candidatos de un documento con 14 puntos “donde se comprende hacia donde creemos que tiene que ir el sector agroindustrial argentino”. Allí se habla de las economías regionales, agricultura familiar, de aspectos fundamentales en el financiamiento y la situación tributaria.

De pronto cuando uno de los partidos saca un documento el cual no responde a los 14 puntos, salimos a contestar. No es que no haya posibilidad de disentir, pero veíamos que no se había tenido en cuenta este documento que ya había sido entregado. No se nos ha contestado porque si, o porque no a lo que hemos propuesto”, explicó.

Respecto a la función de la Mesa de Enlace sostuvo que “es un gesto importantísimo en una Argentina que lamentablemente viene desde el sector político con la desunión, el agravio, la agresividad, de la falta de establecer políticas conjuntas y de una grieta severa.  La mesa de enlace es una muestra sencilla pero de unidad, es un gesto de todo el campo, con miradas diferentes pero juntos.

Sobre el desconocimiento general a las diferencias entre la pampa húmeda y las economías regionales señaló que la ciudadanía en general no está obligada a saberlas, si la política.Es una falta grave que no haya un conocimiento de que hay parámetros totalmente diferentes entre los commodities y la bendición para el país que es la pampa húmeda. El error es enfrentar una economía aparentemente rica con una pobre. Aquí lo que hay que hacer es fomentar a distintas practicas rurales orientadas al desarrollo local, el arraigo, la riqueza, el desarrollo y fundamentalmente los alimentos para el país y el mundo.

Hay una falta de concientización y de preparación en nuestros políticos de no tener un plan. No puede ser que Argentina no tenga un plan agroindustrial de mínimo 10, 15 años para poder desarrollar el enorme potencial que el mundo está pidiendo de alimentos y de productos agroindustriales, bioindustriales que tiene nuestro país”.

DÓLAR ¿ESTÁ ALTO, ESTÁ BAJO?

“No somos partidarios de hablar de un dólar alto o bajo, sino de un sistema cambiario competitivo y de una economía que busca el desarrollo productivo”, reflejó Carlos Iannizzotto.

El tema cambiario es uno de los integrantes de una situación compleja en donde los distintos precios tienen que jugar a favor de la producción. El precio del dinero que se traduce en la tasa de interés; el precio del tributo, que no sea confiscatorio de la renta sino que favorezca la producción; el precio para el sector industrial y el precio que paga el consumidor que no sea tres veces más que lo que recibe el productor.

Todo esto en Argentina está distorsionado por el déficit fiscal y la inflación”, completó.

A.C.