La Dirección de Defensa del Consumidor sugiere a quien está en la búsqueda del regalo para mamá, tener en cuenta los derechos de ambos para el antes, durante y el después de la compra.

Es decir, el derecho del consumidor (comprador) y quien recibe el obsequio, pudiendo ambos reclamar por fallas del producto o incumplimientos en las condiciones de venta, en el marco de la relación de consumo que involucra a consumidores y proveedores de bienes y servicios.

Antes y durante la compra

  • Siempre comprar en comercios habilitados, ya que hacerlo en la vía pública deja al consumidor sin protección legal, en los términos de la Ley 24240 de Defensa del Consumidor.
  • Conservar el comprobante de la compra o la constancia que surja de ese consumo (ticket o factura, constancia de débito en la caja de ahorro, o resumen de tarjeta de crédito, u otro). Este será de utilidad para realizar luego un reclamo por eventuales fallas del producto.
  • Rechazar cualquier recargo en el precio final del producto o servicio, cuando su pago sea con tarjeta de débito o de crédito en una sola cuota.
  • Usar el Libro de quejas en caso de necesitar dejar registro de una situación que se presuma en contra de los derechos del consumidor. Ese libro es obligatorio para el comercio.
  • En compras online, usar solo sitios web de empresas con reconocida trayectoria y conservar la constancia de la compra, considerando además del precio publicado también el costo de envío y tiempo de entrega, entre otros datos de interés.

Después de la compra

  • Es importante recordar que todos los bienes muebles no consumibles de una vez (perdurables) tienen una cobertura de 6 meses (garantía legal), desde la entrega del producto en manos del consumidor, pudiendo las partes, fabricante y comprador, acordar un plazo mayor (garantía de fábrica).
  • En ese caso, el consumidor debe solicitar y conservar el certificado de garantía que protege el producto por un plazo mayor del establecido por Ley 24240.

Si dentro del plazo de garantía el producto presentara defectos de funcionamiento, el consumidor deberá ingresar dicho producto al servicio técnico oficial de la marca; y si  este no tuviera reparación posible, el servicio aconsejará o indicará el cambio del producto.

A.C.