En medio de la pandemia por el coronavirus, desde este lunes reabrirán los natatorios en Mendoza. Sin embargo se conoció que lo harán bajo un estricto protocolo de prevención, que incluye la prohibición del uso de duchas y vestuarios, entre otros puntos.

Fue el subsecretario de Deportes de Mendoza, Federico Chiapetta, quien indicó: “No abrirán todos los natatorios porque la actividad requiere un costo alto de tarifas sobre todo por el uso del gas. Pueden empezar el lunes los que estén en condiciones. Se habilita a privados y a clubes”.

“Distanciamiento social y concurrencia por número de documento serán las claves. Camarines, vestuarios, duchas y demás no se podrán utilizar. Se limita la cantidad de personas y con turnos asignados. Todos se cambiarán en sus casas. Habrá que llevar gorrito de lana, guantes, bufanda, tapabocas doble campera y volver a la casa. No se podrán usar por ahora manoplas y planchitas para practicar pataleo, materiales habituales de quienes van a las piscinas”, añadió.

En este contexto, el funcionario sostuvo: “Una pileta no es un lugar de alta peligrosidad de contagio. Lo fundamental es evitar el contacto y el distanciamiento respetarlo a rajatabla. Hay 30 registradas en Mendoza y de ellas, 8 cerraron en la etapa de pandemia. Las otras 22 están estudiando los protocolos pero no todas abrirán”.

“Los municipios con sus inspectores harán los controles y nosotros estaremos encima por supuesto para el cumplimiento de los protocolos”, cerró.

A.C.