Durante la madrugada de este martes, un nuevo hecho de delincuencia se registró en nuestro departamento, más precisamente en una vivienda del Barrio Jardín.

Según los testimonios, un vecino se encontraba acostado en su vivienda de dicho barrio, y en un momento determinado de la madrugada escuchó las corridas de varias personas. El vecino se levantó y salió de su casa para ver qué pasaba. Una vez afuera, vio que la vecina del frente de su casa gritaba diciendo que unos delincuentes le habían robado un bidón de agua mineral de 20 litros.

En ese instante llegó el hermano de la vecina en una camioneta y decidió salir a buscar a los delincuentes que no querían agua de canilla sino agua mineral.

El sujeto pudo divisar a los jóvenes en la intersección de Presidente Illia y Los Álamos, sin embargo, al darse cuenta que los venían persiguiendo, decidieron tirar el bidón de agua y emprender la huida más rápidamente. Pero fueron hasta inteligentes, porque dejaron en el lugar a un menor de edad, lógicamente no imputable por cualquier hecho hasta que no cumpla los 18 años de edad.

Los vecinos retuvieron a este adolescente hasta que llegó el personal policial.