Un hecho delictivo ocurrió el jueves en horas de la siesta, donde un vecino de la zona de El Desvío Viejo sufrió un robo.

El hecho es que el vecino dejó su casilla rodante en la vía pública y con medidas de seguridad correspondientes para poder limpiar un desagüe, sin embargo, eso no fue impedimento para que un grupo de delincuentes pudieran hacer su mala acción del día: “limpiarle la casilla”.

Los ladrones rompieron la puerta y la ventana de la casilla rodante, y del interior se robaron: una garrafa de 10 kilogramos, una campera azul, y una mochila negra que en su interior contenía un botiquín, un cargador de celular, y herramientas varias.