El Director Provincial de Ganadería brindó detalles sobre el avance en un nuevo plan ganadero nacional para el cual establecieron sus condiciones e insisten desde el sector en la necesidad de proyectos a largo plazo.

Tras una importante reunión con el Consejo Federal Agropecuario, Damián Carbó manifestó cuáles son las propuestas planteadas por el sector. En diálogo con F.M. Viñas comentó: «Estamos de acuerdo con un plan ganadero porque la actividad necesita previsibilidad en el tiempo. Participamos en la región Cuyo, con San Juan y San Luis, y fue una reunión muy provechosa».

En cuanto a las condiciones que establecieron, aclaró: «Pero también dejamos en claro nuestra postura de que no vamos a aceptar un plan en el que estén restringidas las exportaciones, que hay haya control de precios sin analizar la cadena productiva y sea el pequeño productor el que tenga que absorber las consecuencias de las decisiones políticas».

De esta manera, apuntó a las últimas medidas tomadas por el gobierno nacional con respecto a la exportación de carne. «Llevar un novillo a la góndola es un proceso de 5 años, entonces no podemos cambiar los rumbos de la ganadería, por eso lo que se decida tiene que representar nuestra decisión», explicó Carbó y agregó: «Se hizo hincapié en mejorar la calidad de vida del producto, que se trabaje mancomunadamente entre nación y provincia para poner internet en los campos, trabajar en red de caminos, entre otras cuestiones».

Por último, el Director de Ganadería destacó que la respuesta es positiva que da el sector cuando se le ofrece la oportunidad de progresar. «En la provincia ya se están haciendo cosas como Mendoza Activa 2, que enl a primera convocatoria sumó 24 proyectos, incluyendo a la producción vacuna, cabra, porcino y también apicultura. Esto muestra que cuando se hacen gestiones políticas, se metieron todas las áreas y me pone contento el estímulo a la inversión», cerró.

•L.A.