Mientras continúan los problemas de desabastecimiento, el Gobierno nacional autorizó a todas las petroleras a subir los precios del gasoil en un 12%. En el caso de YPF, la principal petrolera modificó en la tarde de este jueves los valores. 

Las nuevas tarifas regirán para todas las empresas. En concreto, Nación permitió a las firmas que incrementen su capacidad de abastecimiento de gasoil a través de una mayor cantidad de «corte» de biocombustibles. Esto se traduce en un mayor costo, que impactará en los consumidores en un 7%. A esto se le suma una recomposición del 5%

En General Alvear:

  • Ultra Diesel: pasó de $125,5 a $140,90= (+$15,40) 12,27%
  • Infinia Diesel: pasó de $161,9 a 189,00= (+$27,10) 16,74%

Si bien el 12% es el promedio, el precio del gasoil común para esta petrolera alcanzaría el 19% de incremento.

Para tomar una dimensión de los precios en Mendoza, en Corrientes el aumento en la Infinia llega a $195 y el común a $143,30; en Entre Ríos, alcanza $204,40 y a $152,30, respectivamente. Y en Santiago del Estero, $195 y $143,1. 

El último comunicado de las petroleras

Desde las compañías señalaron, a través de un comunicado en conjunto, que durante este año tanto la demanda de gasoil como su producción y abastecimiento local «alcanzaron niveles históricos».

En cuanto a la oferta, graficaron, entre marzo y mayo «la industria despachó 3,9 millones de m3 de gasoil, lo que representa un volumen récord vs. pre-pandemia: 12% más que en 2019 (3,4 millones de m3).

De igual forma, explicaron que «históricamente, Argentina requiere de la importación de gasoil para cubrir parte de la
demanda. En este sentido, las empresas refinadoras incrementaron las importaciones necesarias comparado con niveles pre pandemia, realizando sus máximos esfuerzos para garantizar el abastecimiento». 

Con este escenario, las empresas destacó que «el sector de refino acompaña las medidas adoptadas por el gobierno nacional con el objetivo de dar una solución a esta coyuntura, como es el aumento transitorio del corte obligatorio de biodiesel en el gasoil».

También señalaron que «la industria apoya la decisión del gobierno nacional de desgravar la carga fiscal del impuesto a los combustibles líquidos sobre el gasoil importado, permitiendo así aliviar la presión sobre los costos de importación».

Y explicaron por último: «Las empresas refinadoras aumentamos la corrida de crudo para incrementar la oferta de gasoil en el mercado interno, alcanzando las refinerías el 100% de capacidad de procesamiento».