Durante diciembre y enero se  extenderá la extracción de maleza, reparación de cauces deteriorados,  caminos de servicios y puentes, entre otras acciones. El sistema se prepara para recibir descargas pluviales más intensas y prolongadas.

 

Junto a distintas reparticiones del Gobierno Provincial el Departamento General de Irrigación, realizará en todas las cuencas de la provincia un mantenimiento de cauces sostenido, debido a que se espera mayor volumen de caudales a partir del deshielo en alta montaña y de las precipitaciones que se registran en todo el territorio provincial.

 

Las maniobras se realizan en coordinación y de acuerdo a  la distribución de los turnos de riego, ya que el trabajo de máquinas y hombres debe realizarse con caudales mínimos, teniendo en cuenta que en esta época del año el sistema se encuentra en pleno funcionamiento.

 

Cabe mencionar que el mantenimiento de los canales se hace en coordinación con inspecciones de cauce, municipios, la Dirección de Hidráulica y Vialidad Provincial. Los trabajos se vinculan al desmalezamiento de los cauces, nivelación y ampliación de los mismos. Por otro lado, Irrigación durante el último año adquirió maquinaria pesada para este tipo de tareas, que se han distribuido en todas las subdelegaciones de la institución.