Continúa la caza ilegal en Mendoza, en donde la carne es lo que más se comercializa. Dentro de las especies se pueden destacar guanacos, ñandúes, quirquinchos y vizcachas que son los animales más buscados por los cazadores furtivos.

El lunes 9 de julio víspera de feriado se detuvo en Santa Rosa a 4 hombres con armas trampera, dos vizcachas y una martineta sin vida.

El jefe del departamento de fauna de la secretaría de ambiente aclaró que la caza no está totalmente prohibida en la provincia, sino que hay tres especies habilitadas las cuales pueden ser atrapadas todo el año, como es el ejemplo del jabalí, el conejo silvestre y la liebre europea, por tratarse de invasoras. Estas son especies que tienen grandes posibilidades de adaptación a las medidas silvestres y compiten con la fauna local y llegan al punto que pueden reemplazarla.

Con respecto a los precios el quirquincho durante el invierno época en la que hiberna y puede venderse de entre $400 y $500 cada uno, la carne de ñandú faenado entre $3.000 y $4.000 y el kilogramo de Guanaco entre $100 y $150.

Otra de las actividades que se realizan en forma ilegal en la captura de aves autóctonas pequeñas muy buscadas por los cazadores pero que tienen mayor valor vivas ya que se venden como mascotas. Muchas son las familias que recurren a tener el pajarito en jaula, desconocen la procedencia sin darse cuenta que se trata también de un hecho ilegal.

Con respecto a las multas a través de la resolución 1924 el gobierno de Mendoza actualizó en el 2017, donde los montos que incurren la ley de fauna aumentó un 120% con respecto a los que valían el año anterior. La paga de quién cace animales silvestres  depende del tamaño y el nivel de protección que puede ir variando entre las especies, y que generan sanciones.

La más caras es el águila coronada cuya multa leve es de $33.338, El cóndor multa leve de $35.560, El cauquen Colorado multa leve de $33.338, El flamenco con una multa de $55.563, el ciervo de los pantanos con una multa que oscila en forma leve de $ 111.125,  entre otras.

Las multas más graves todas tienen un monto máximo de $222.250 por ejemplar, y si bien este tipo de delito no tiene penas de prisión efectiva, son de estar asociados a otros que se estipulan cárcel.

A.E