El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes brinda algunas recomendaciones para poder disfrutar de unas vacaciones seguras. Tanto durante los traslados a los lugares para vacacionar como en los espacios con agua, siempre hay que cuidarse del sol.

Para evitar accidentes viales

  • Usar cinturón de seguridad y, si se maneja, nunca tomar bebidas alcohólicas.
  • Los chicos siempre tienen que viajar atrás y en la silla correspondiente.
  • Usar casco para andar en bici, moto, cuatriciclo, etc.
  • No circular por la playa en vehículos motorizados.
  • No permitir que los chicos conduzcan.

Para evitar accidentes en el agua

  • Asegurarse de que siempre haya un adulto que sepa nadar controlando a los niños.
  • Evitar que los chicos jueguen o se sumerjan en aguas no autorizadas o desconocidas.
  • Enseñarles a los chicos a nadar y a respetar las señales de peligro.
  • Recordar que los más chicos pueden ahogarse en poca agua y en pocos minutos.

Para prevenir infecciones que se transmiten por el agua

  • Cambiar el agua de la pileta diariamente o agregarle cloro.
  • Evitar tragar agua.
  • Nunca bañarse en agua estancada.
  • Siempre lavarse las manos con agua segura y jabón después de ir al baño.
  • Para evitar infecciones en los oídos, secárselos bien después del baño. Se puede  usar una toalla de manera suave y se aconseja inclinar la cabeza hacia los lados para que los oídos queden en posición que permita que el agua salga.

Si está en la playa y se desata una tormenta eléctrica

  • Salir del agua.
  • Ponerse ropa y calzado secos.
  • Irse de la playa.
  • No refugiarse bajo un árbol, un paraguas o una sombrilla.
  • Alejarse de objetos metálicos.

Para evitar quemaduras de sol

  • En épocas de altas temperaturas es importante que se adopten ciertas medidas para evitar el golpe de calor, quemaduras, deshidratación y otros problemas de salud.
  • La exposición excesiva al sol puede producir envejecimiento de la piel, cataratas y cáncer de piel. Por eso:
  • Evitar la exposición entre las 10 y las 16 y permanecer en espacios ventilados.
  • Usar protector solar con factor de 30 o más y renovarlo cada 2 horas y después de salir del agua.
  • Evitar por completo la exposición al sol de los niños menores de un año. Los mayores de esa edad pueden estar al sol solo en horarios permitidos y con la protección necesaria.
  • Usar ropa clara, anteojos de sol y sombrero.
  • Si se va a realizar actividad física, hacerlo en las horas de menos calor, usar ropa holgada, liviana, de colores claros. Llevar siempre una botella de agua para mantenerse hidratado. No esperar a tener sed. Tomar abundante agua antes, durante y después del ejercicio.

Hay grupos que potencialmente pueden resultar más afectados: las mujeres embarazadas; los bebés y niños pequeños; las personas mayores de 65 años y quienes padecen enfermedades crónicas como por ejemplo afecciones respiratorias o cardíacas, hipertensión arterial, obesidad o diabetes.

F.B.