La pista para aviones hidrantes de Monte Comán comenzó a ser compactada para su futuro uso y de esta forma llegaron a su fin años de un conflicto judicial que tuvieron a este lugar como protagonista y que dejó fuera de uso esta valiosa herramienta para la lucha contra el fuego en campos.
Los trabajos se iniciaron el viernes y una vez concluidos dejarán operativa la pista, lo que permitirá a aviones anti incendios cargar agua en la laguna que hay a escasa distancia y que está muy próxima a la base de Incendios Forestales de Monte Comán.
En la puesta a punto de la pista participan varios organismos, como Vialidad Provincial, Dirección de Hidráulica y la Municipalidad de San Rafael.
El deseo y la estimación es que pueda estar lista para febrero, y aunque para esa fecha ya haya pasado una parte de la temporada de lucha contra incendios de campo, finalmente podrá ser usada en caso de requerirse.
La pista tiene condiciones naturales que son una herramienta importante para determinado tipo de incendios, ya que cuenta con una laguna que abastecería de agua en forma ilimitada para que los camiones puedan cargar.
En la temporada anterior, durante los incendios de enero, los aviones hidrantes tenían que trasladarse a 70 kilómetros de distancia, hasta el aeródromo de General Alvear, cuando tenían a 800 metros esta pista de un kilómetro de longitud.

Fuente: Diario San Rafael.

Edición: F.B.