Terminó la primera jornada de declaraciones testimoniales en el juicio en el que un jurado popular deberá decidir sobre la situación penal de Catalino Duré Rojas, imputado por el homicidio del trabajador rural Félix Valdez, en hechos ocurridos en junio de 2020 y que se ventilan en una sala de debates montada en el Centro de Congreso y Exposiciones Alfredo Bufano.

La jornada del lunes se inició con las instrucciones previas del juez Néstor Murcia, que comanda técnicamente el proceso, y luego se presentaron los alegatos de las partes intervinientes. El primero en exponer fue el fiscal Pablo Peñasco, quien presentó los hechos de manera separada. “Duré Rojas lesionó primero a un joven. Luego, estando borracho y completamente descontrolado, amenazó y lesionó a don Félix Valdez exigiéndole que le hiciera de comer. Tras esa pelea, olvidó su celular en la casa de la víctima y dijo públicamente que lo recuperaría de la manera que sea”.

El fiscal sostuvo además que, tras esa pelea, Valdez comentó a sus vecinos y allegados que tenía miedo de que lo mataran y que, incluso, había juntado firmas para que el acusado fuera expulsado del paraje La Izuelina, en Villa Atuel. “Luego de eso, Duré volvió a la casa de don Félix, le cortó el cuello, lo dejó inconsciente en la cama y lo prendió fuego”, señaló Peñasco.

A su turno, el defensor Jorge Luque señaló que Duré Rojas se defendió en los dos primeros hechos. “Va a quedar probado que no fue el único lesionado durante esas discusiones y que se defendió”, dijo el letrado. En cuanto a la más grave de las acusaciones –el homicidio de Félix Valdez–, Luque le dijo al jurado: ‘Sostenemos que Duré Rojas no fue la persona que mató a la víctima, quedará probado a lo largo del debate’.

A la hora de las declaraciones de los primeros testigos, una policía afirmó que Valdez denunció a Duré porque lo había amenazado. “Estaba muy asustado y triste por lo que había pasado. Y temía por su vida, porque vivía solo”, contó.

Por su parte, el joven que resultó herido en aquella riña en la casa de Valdez –y por el que el imputado también enfrenta cargos (lesiones leves) –, dijo que “jugábamos al fútbol y tras los partidos solíamos tomar vino y cerveza. Un día fuimos después de jugar a la casa del viejito (Valdez) porque era amigo nuestro. Allí, Duré empezó una pelea porque quería comida y el viejito no tenía. Lo empezó a amenazar; yo intenté proteger a don Félix y el ‘Nieri’ (Duré) me pegó. Caí al piso, me desmayé y cuando me desperté volvió a atacarme”, relató. Tras explicar esa pelea, el joven levantó sus prendas ante el jurado y mostró las cicatrices que resultaron tras el ataque que sufrió a manos del acusado.

Finalmente declaró de manera virtual y desde Bolivia una hija de Valdez. “Una vecina me avisó por teléfono que había encontrado a mi padre sin vida y quemado. Cuando llegué al lugar, la Policía me preguntó si sabía quién pudo haberlo matado. El primero que se me vino a la cabeza fue Duré, por las amenazas sufridas y la pelea que había tenido”, explicó.

El debate se desarrolla en la sala Chañares del Centro de Congresos y Exposiciones “Alfredo Bufano”, y continuará hoy, desde las 9, con más pruebas testimoniales y materiales. Fuentes tribunalicias aseguraron que hoy declararía el acusado. Está previsto que el viernes 13 el jurado popular esté en condiciones de emitir un veredicto.

EL HECHO (NOTICIA PUBLICADA EN JULIO DE 2020)

El escalofriante hallazgo de un hombre incinerado en su vivienda donde funcionan hornos de ladrillo en el paraje La Izuelina-Villa Atuel– cerca de las 17:00h del domingo 26 de julio de 2020, generó conmoción en el sur provincial y varias hipótesis entre los investigadores del hecho.

Al arribar personal policial a la vivienda ubicada en Ruta 143, gracias a un llamado al 911, observaron la puerta de ingreso completamente dañada, desorden del mobiliario y en el dormitorio al hombre sin signos vitales. Se trata de Félix Valdéz (65), encontrado completamente calcinado sobre su cama y, de acuerdo a los primeros peritos, revistiendo varios golpes.

En un primer momento se sospechó que se trataba de un siniestro pero luego, cerca de las 22:00h de ese mismo día y por varios indicios, confirmaron que el hecho sucedió en el contexto de un robo. Como primera medida, la Justicia autorizó dos medidas de allanamiento, en la que la Brigada de Investigaciones aprehendió en Colonia López al principal sospechoso conocido como «el chaqueño» (27) y secuestraron elementos probatorios para la causa.

Según trascendió, la entradera se había producido días atrás en la que al menos dos delincuentes lo atacaron esgrimiendo un arma blanca. Seguidamente se apoderaron de varios elementos de valor. De acuerdo a fuentes policiales, el incendio fue producido para esconder el primer ilícito