La Cooperativa apeló al cuidado de todos los vecinos para que se detengan los daños contra las líneas que dañan el servicio eléctrico. El Jefe de Operaciones Eléctricas pidió que denuncien cuando se trate de actos intencionales y que, en casos accidentales como los camiones de carga, tomen los cuidados necesarios para no afectar a la población.

Cables, cadenas, alambres y otros objetos son arrojados constantemente a las líneas eléctricas de Cecsagal con el fin de provocar daños en las mismas, con consecuencias lamentables para el resto de los vecinos. Así lo manifestó el ingeniero Mauricio Iboldi: “Muchas veces ocurren estos hechos vandálicos, en la mayoría la prueba desaparece porque los objetos se terminan fundiendo. Hace algunas semanas lo sufrimos en barrio Zangrandi, donde una cadena de moto quedó enganchada y cortó la luz en toda esa zona”.

En estos casos se apela a la buena voluntad de los vecinos, por eso se pide que denuncien en caso de que se observen estos hechos, que no solo tienen que ver con arrojar elementos a las líneas sino también con la rotura de los aisladores, daños que son detectados habitualmente cuando llueve. “Nosotros llevamos permanentemente campañas de recambio de aisladores pero la gente les dispara o le tira piedras y los termina dañando. En estos casos hay que tener en cuenta que un aislador de este tipo tiene un costo de 800 pesos más IVA, y si ocurre de noche también requiere el envío de una cuadrilla y genera malestar en los damnificados”, explicó el Jefe de Operaciones Eléctricas de la Cooperativa.

Estos daños a veces no son intencionales, en las últimas horas ocurrió un hecho lamentable en el que un camión de carga pesada que superaba los seis metros de altura terminó cortando las líneas en varios lugares por lo que el personal de mantenimiento debió realizar varias reparaciones: “En estos casos uno entiende que son accidente pero de todas maneras pedimos que se tengan los cuidados pertinentes, habitualmente estos camiones cuentan con personal para levantar los cables, pero en este caso eso no ocurrió”.

A raíz de estos daños, que ocurren con mayor frecuencia de lo que se piensa, la Cooperativa solicitó a la población tener conciencia y denunciar en caso de observar alguna acción maliciosa que atente contra el servicio de energía o de internet que brinda Cecsagal ya que estos hechos generan cortes en los servicios y el malestar de la población.

L.A.