El presidente de la Confederación Intercoopertiva  Agropecuaria (Coninagro), Carlos Iannizzotto, afirmó hoy que “jamás debería haberse llegado a la instancia de confrontación” que generó la Resolución 125 de retenciones móviles y resaltó que, “10 años después, la búsqueda de acuerdos es a través del diálogo”.

“Jamás debería haberse llegado a esa instancia de confrontación con protestas en los campos y rutas, con una sociedad dividida y una falta de diálogo franco en búsqueda de la manera de desarrollarnos como Nación”, indicó Iannizzotto a la agencia de noticias Télam.

Puntualizó que “ese enfrentamiento nos vuelve a poner 10 años después en la escena del diálogo y no de la confrontación” y consideró que se requiere de “la búsqueda de acuerdos que permitan crecer y distribuir para crear un país más federal y equitativo”.

“No es el campo contra la ciudad o la industria: es la unión de los sectores los que permitirán hacer un país grande y para todos”, afirmó el titular de Coninagro.

El ruralista señaló que “la conmemoración de la 125 genera orgullo porque, en ese entonces, las entidades del campo dejaron atrás sus diferencias y se unieron para decir que hay un país interior que quería ser escuchado en sus necesidades”.

“Nació entonces la Mesa de Enlace y la necesidad de que sean escuchados los productores agropecuarios con sus complejidades, dejando atrás los estereotipos como oligarquía, terratenientes o chacareros, que marcaron gran parte de la discusión político económica de nuestro país”, agregó.

Iannizzotto subrayó que “es el campo y sus derivados industriales directos los que generan 18% del PBI, 60% de las exportaciones, 20% del empleo y US$ 40.000 millones de inversiones”.

“El campo le puso un límite a la codicia de un gobierno que durante su mandato redujo en casi 12 millones la cantidad de cabezas de ganado vacuno, provocó mayor concentración rural, la tendencia al monocultivo y la retracción de las economías regionales”, concluyó.

A.C