Luego de permanecer prófugo de la Justicia desde la mañana de este sábado, Carlos Ledezma (22) fue capturado este domingo en una finca de calle 22, a un kilómetro del lugar donde asesinó a su hermano.

Bajo directivas del Ayudante Fiscal se realizaron desde entonces intensos rastrillajes por la zona, incluyendo La Mora y Corral de Lorca,  controles en los principales accesos a Bowen, allanamientos en domicilios vinculados al sospechoso y hasta se lo estuvo esperando en el límite con La Pampa, ya que los detectives habían llegado al dato de que se iba a dar a la fuga hacia esa provincia, donde tiene residencia el padre.

Después de casi 36 horas, el sospechoso fue aprehendido gracias a un llamado al 911 que realizaron vecinos que residen en calle 22, advirtiendo que habían observado al prófugo en la zona.

De inmediato, uniformados de Comisaría 46° se desplazaron hasta la finca señalada y lo encontraron arriba de un árbol desde donde amenazaba con quitarse la vida, pero los policías consiguieron que bajara y se entregara. Fue trasladado a la dependencia policial, tras ser revisado por personal médico, y se encuentra a disposición de la Justicia.

EL HECHO

El detenido se dio a fuga alrededor de las 7:00h de este sábado y era intensamente buscado por la policía, por quitarle la vida a su hermano Jose Luis Ledezma (26) como consecuencia de una discusión que sostuvieron bajo efectos del alcohol en la casa de un vecino, donde habían participado de una ‘juntada’. En la reunión, en la que participaron entre 10 y 15 personas, hubo abundante consumo de alcohol y hacia el final de la misma los invitados se encontraban en estado de ebriedad. Damián, el mayor de los hermanos se retiró más temprano pero José Luis y Carlos prefirieron quedarse algunas horas más.

La disputa continuó en la vivienda que ambos ocupaban en calle Las Heras, entre Centenario y Colón, minutos antes la hora señalada. Por razones que se tratan de esclarecer, la riña fue subiendo de tono hasta que el menor esgrimiendo un arma blanca le asestó una herida mortal en el abdomen. Luego, escapó raudamente de la escena del crimen siendo observado por dos testigos, que lo vieron corriendo por las calles aledañas a su hogar. 

A través del 911, los efectivos fueron avisados de lo sucedido por lo que acudieron al domicilio junto con los profesionales médicos a cargo, quienes trasladaron a la víctima al Hospital Enfermeros Argentinos. A pesar del esfuerzo practicado para reanimarlo, Jose Luis Ledezma ingresó sin signos vitales al nosocomio.

•F.B. (F.M. Viñas).