En las últimas semanas, la Cámara de Empresarios Mendocinos de Panadería (CEPA) advirtió que no habían recibido, tal como se les había prometido, la harina subsidiada del Gobierno. El golpe de la inflación pega cada semana en los insumos y esto se traslada al precio de los productos. 

Por ello es que informaron que a partir del viernes pasado el pan costará $290 por kilo, las tortitas alcanzarán los $470 por docena y las facturas $690. Es un incremento que va entre el 8 y el 12%.

 

Estos son los precios sugeridos por la Cámara de Empresarios Mendocinos de Panadería (CEPA), a los que los negocios pueden adicionar el IVA. 

Para explicar los incrementos, la CEPA difundió un video donde detallan cómo se vieron afectados los precios en sus materias primas y advierten una “emergencia” en el sector por “aumentos semanales permanentes”.