En respuesta a los reclamos de vecinos respecto a la entrega de un solo turno para la castración de animales, el Director de Inspección General Hugo Molina dialogó con F.M. Viñas con el fin de saldar dudas sobre el sistema de trabajo que realiza el Área de Veterinaria.

“Se entregan los turnos (10 a 15) en un solo día, los 20 de cada mes que pasa al día siguiente si es feriado, respondiendo a que hay que completar el resto de la semana en el resto de los distritos trabajándose con las Uniones Vecinales y protectoras de animales. Detrás del turno de castración se mueve todo un aparato: movilizar el quirófano móvil y conseguir los insumos que requiere hacer la compra de una droga fundamental al Colegio Veterinario con cupos determinados”, explicó Hugo Molina.

Cabe destacar que los turnos dados en la Municipalidad son validos para los vecinos de Ciudad que deberán llevar a su mascota a Ugacoop. El resto de los días que estipula el cronograma mensual de castraciones de perros y gatos se realizan en barrios y distritos en los cuales los interesados deben sacar su número con anterioridad.

Normalmente se llama previamente a la persona que tiene su turno para determinada fecha con el fin de confirmar la asistencia. “Esto tiene que tener un seguimiento por lo cual todos los meses se debe hacer por lo cual hay que renovar los turnos en caso de que alguna persona tenga algún percance y facilitar el turno a otra persona ya que todo se solventa desde el Municipio por lo cual hay que ser eficiente en su uso”, agregó el Director de Inspección.

En el caso de que un vecino quede sin turno, quedan como “suplentes” o pasan a ocupar un lugar en la lista de turnos del próximo mes.

Intentamos buscar una solución incluyendo más profesionales para dar más turnos pero no hay más veterinarios que deseen trabajar en este servicio porque desean hacerlo de manera particular”, respondió Molina respecto a la falta de capital humano para hacer frente a la gran demanda por este servicio.

F.B. (F.M. Viñas).