El pasado viernes se realizaron allanamientos y secuestros en campos y domicilios de Villa Atuel después de una intensa investigación que realizó Policía Rural, Investigación y las dependencias de la Departamental General Alvear.

El procedimiento se llevó a cabo con una Comisión Investigativa Especial para Abigeatos de la Policía Rural. Las medidas ordenadas por el fiscal Javier Giarolli, en la oportunidad permitieron secuestrar 233 animales2 vehículos647 kg de carne y varios celulares. En la causa que se instruye, investigan si hay encubrimiento agravado por ánimo de lucro.

El Comisario Jorge Molina, a cargo de la Jefatura Departamental de General Alvear ya que Rafael Videla se encuentra de licencia, dialogó con F.M. Viñas respecto al procedimiento positivo que tuvo lugar el pasado fin de semana.

Se secuestraron 233 animales, 2 vehículos, 647 kg de carne y varios celulares.

Este trabajo se viene llevando a cabo desde hace 2 meses teniendo en cuenta  el incremento que había sufrido Alvear, Jaime Prats y Monte Comán sobre varios abigeatos, en su mayoría de animales vacunos, donde inclusive la Comisaria 14° en un investigación en zona de Cochicó estaba indagando la sustracción de más de 60 vacunos. Acto seguido se pone inmediatamente la Policía Rural en un trabajo investigativo estableciéndose en 4 puntos de la Departamental donde se tenía una cierta conexión llegando al secuestro de 233 animales, 10 animales que había sido faenados recientemente, elementos idóneos para realizar esa operación y 2 camionetas”, explicó Molina.

Las denuncias anónimas fueron trascendentales para continuar en la investigación que permitió unificar criterios en la avanzada contra los autores de los abigeatos. “Uno de los allanamientos fue en un domicilio particular dentro del distrito de Villa Atuel por lo que no sabemos sobre la comercialización de estos productos  ya que no se realizó procedimiento en carnicerías”, agregó el Comisario quien subrayó que Detenido en magnitud no hay teniendo en cuenta el delito hasta que no se establezca si son producto de los abigeatos. Los responsables implicados están dentro de Villa Atuel, Soitué, La Guevarina y Jaime Prats sumando un total de 15 personas”.

Así faenaban a los animales.

Los faenamientos los realizaban en los mismos campos no teniendo en cuenta la higiene necesaria para el consumo. Lo peor del caso es que en las carnicerías se vendían a menor precio no sabiendo el cliente el origen ni el procedimiento de faena del corte”, explicó sobre el modus operandi del grupo de cuatreros.

La continuidad de hechos de abigeato subsiste gracias a la demanda de un mercado informal. Contrarrestar esta serie de delitos sería más fácil si  las entidades y organismos de contralor coadyuvaran cumplimentando sus tareas.

Molina se pronunció al respecto: “Las entidades encargadas del control de producción deberían actuar para cortar de raíz esta problemática. Ganadería y Bromatología de la Municipalidad deberían actuar aunque siempre aducen falta de personal y logística. De todos modos agradezco a los vecinos que nos comunican sobre estos hechos facilitando la investigación y planteando diferentes posibilidades en la investigación”.

F.B. (F.M. Viñas).