El central de la Selección Argentina de voleibol, Agustín Loser, está en su General Alvear natal junto a su familia por la cuarentena y se prepara pensando en su nuevo desafío: jugará la Liga Francesa ya que firmó contrato con el Toucoing de Francia.

La apertura de actividades en la provincia le dio un respiro en los últimos días. Sus rutinas ahora tienen actividad en el gimnasio, donde busca mejorar su condición física, al tiempo que prepara maletas y práctica algo de francés, ya que el próximo 6 de agosto, se embarcará en la nueva aventura voleibolística en el Viejo Mundo.

El camino de este del ex capitán de Bolívar (Campeón de la Liga Argentina 2018/19) sigue en ascenso, desde que hace 7 años llegó a la Selección Argentina. A sus 22 años, continúa dando muestras de su crecimiento y no deja de sorprender. Desde entonces pasaron, entre tantas alegrías, el subcampeona Mundial Sub18, con Luis Testa como entrenador; y el título del Mundo junto a la Selección Sub21.

 “Por suerte volvimos a entrenar en el gimnasio, porque ya se hacía muy difícil hacerlo en casa. Se hizo complicado y este permiso para que los deportistas olímpicos podamos entrenar es muy bueno. Aunque acá en Mendoza hacía algunos días que estaban autorizado los gimnasios”, contó Loser.

-Ha pasado mucho tiempo desde que inició la cuarentena y todo se paralizó…

-Es verdad. Esto me pone muy contento, aunque no se puede entrenar con pelota. Son casi tres meses y medio sin tocar la pelota y se hace complicado, pero para todo el mundo es así, hay que aguantar.

En 2018, la disputa de la VNL junto a Julio Velasco (ex entrenador del seleccionado argentino), le otorgó un giro importante al mendocino en el aspecto deportivo. Es que el entrenador lo hizo disputar 15 partidos consecutivos como titular y a partir de allí todo cambió. Fue contratado por el Bolívar de Javier Weber y se coronó campeón junto a Las Águilas en la Liga Argentina 2019/20, siendo la gran revelación.

El año pasado, de la mano del actual entrenador de la selección nacional, Marcelo Méndez, Loser tuvo una temporada excepcional, donde logró la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (NdR: finalmente se disputarán el año próximo) y en la Copa del Mundo, en Japón, fue elegido el mejor atacante del torneo algo inusual para un central, superando incluso al cubano Wilfredo León.

“Estoy ansioso por esta nueva propuesta. Tengo la cabeza en eso y los Juegos Olímpicos 2021”, dijo. Ahora es el turno de un nuevo desafío: una de las grandes ligas de Europa.

Me voy a jugar a un equipo que está al noreste de Francia; me comuniqué con Marcelo (Méndez) y con todo el staff. Hicimos una reunión virtual con todos para aclarar algunas cosas y ver como seguíamos. Por lo pronto, tengo fecha de viaje a Francia para el 6 de agosto”, confió.

Por supuesto, la pandemia que vino a cambiarle la vida al mundo no estuvo fuera de la charla; las condiciones de contagio en Buenos Aires se desbordaron y el jugador celebró a decisión de quedarse en Mendoza: “Por suerte estoy en General Alvear; eso es muy bueno. Veo la situación que están viviendo en Buenos Aires y la comparo con la nuestra acá: es totalmente distinta y me ha permitido estar entrenando bien en lo físico, que es lo que nos pidieron desde la Selección cuando todo esto comenzó”, dijo el central.

Agustín Loser, ese que dejó de ser una promesa, ahora proyecta sus sueños en el aire fresco del continente europeo.

Fuente: Los Andes / A.C.