El presidente de Federación Agraria Argentina, Carlos Achetoni fue uno de los participantes de la denominada “Mesa en contra del Hambre”, donde se planteó la situación Argentina de pobreza, indigencia, hambre y la demanda alimentos. En dialogo con F.M. Viñas también mostró preocupado por los intentos de modificar la matriz productiva de la provincia para favorecer al sector minero. 

La invitación a la FAA llegó por parte del posible futuro Ministro de Desarrollo Daniel Arroyo y el Presidente electo Alberto Fernández. “Hay una preocupación por salir de esta situación de pobreza y hambre”, reflejó el dirigente rural.

“Fui muy claro en decir que FAA representa a pequeños productores, que paradójicamente generan alimentos y están por debajo de la línea de pobreza”. Allí también se tuvo la posibilidad de exponer la crítica situación que atraviesan las economías regionales de prácticamente todo el país.

En relación a esto y en el marco de intentos por modificar la Ley 7.722 Achetoni sostuvo “no entiendo porque toda la clase política de Mendoza se obstina en pretender cambiarle la matriz productiva en un país y mundo que demanda alimentos”.

“Lo que se debe cambiar de una vez por todas es la matriz económica, que de una vez por todas se deje de ir en contra de los productores, cada más empobrecidos producto de la fuerte concentración en la renta y que es la misma que hace que muchos sectores carenciados no puedan acceder a los alimentos”

El dirigente también expreso que si el sector agrícola, ganadero tuviera los mismos beneficios que tiene la minería (subsidios, menor carga impositiva), distinta sería la situación, “crearíamos muchísimos más empleos y estabilidad”.

Previo a la movilización de la noche del lunes desde FAA (Federación Agraria Argentina) se emitió un comunicado acompañando a todas las filiales de Mendoza en cada punto de la provincia, en defensa de la 7.722.

Todas las actividades tienen derecho a desarrollarse pero ninguna ir en desmedro de otra y mucho menos en desmedro del ambiente. El recurso hídrico es escaso, está en una situación extremadamente critica, es impensado generar cualquier actividad que pueda comprometer la calidad y cantidad del agua” señaló Achetoni.

En el marco de acuerdos inéditos entre el oficialismo y oposición, poderes legislativo y ejecutivo “el freno se lo tiene que poner la sociedad”.

“La minería debe desarrollarse pero no la que atente contra el ambiente”, completó.

A.C.