Todos los 1 de agosto se celebra el Día de la Pachamama o Madre Tierra, que es, sin dudas, la celebración más importante dentro de los pueblos originarios de América Latina. La «pacha» representa una deidad femenina que produce, engendra y también se encarga de propiciar la fertilidad en los campos.

En esta celebración, que se extiende a todo el mes de agosto en diferentes países de América Latina, se realizan rituales y ofrendas para festejar la naturaleza protectora y fecunda de la tierra , que varían según la región.

Pachamama o ‘Madre Tierra’.

Uno de los rituales más significativos es el de dar de comer y beber a la Tierra.

En un pozo no muy profundo, en un lugar determinado, se realiza la ofrenda a la Pachamama a fin de hacer desaparecer los males de la tierra y además para agradecer, pedir y bendecir los frutos que vendrán. Comida preparada para la ocasión, bebidas, cigarrillos encendidos, hojas de coca, son tapados con una piedra mientras se pronuncian rezos en quechua. Luego, se rompe un cántaro que contiene chicha y se tapa el pozo.

Otra de las tradiciones es tomar caña con ruda . Hay quienes consideran que la caña con ruda prolonga la vida, espantan la mala suerte, promueven alegrías y despojan a la gente de los malos augurios. Es una mezcla de caña blanca paraguaya o ginebra con hojas de ruda, una hierba calificada como medicinal por sus excelentes efectos en el aparato digestivo y también en el circulatorio.

F.B.